Te has preguntado si sabemos pensar? Un 90% de la población no sabe pensar.

La culpa, según Robert Swartz, la tiene principalmente la escuela, que no logra que los alumnos aprendan de forma activa.

Una de las razones de esta problemática son las escuelas que lamentablemente su pedagogía no es la correcta porque enseñan a memorizar y a razonar y así está  basada la mayor parte de la educación en el mundo.

Pero, ¿qué es el pensamiento? una gran cantidad de definiciones existen respecto a esta palabra; esto se comprende perfectamente, ya que depende del aspecto primordial que en él se considere, de la misma manera que un determinado objeto puede ser visto de diferentes formas por una serie de personas, dependiendo del ángulo de la distancia desde el cual dicho objeto es observado. El pensamiento, pues, puede ser considerado observado intelectualmente desde diferentes perspectivas; la definición que en él  puede ser distinta con relación a otra definición que se situé desde un punto de vista diferente.

 

¿Qué podemos hacer para corregir esto?

 

Atreves de nuestra investigación y de a  ver adquirido conocimiento respecto a esto, con diferentes fuentes concluimos que la mejor manera de cambiar nuestro pensamiento es “desaprender”  los métodos que utilizan los maestros  y aprender de nuevo todo, creería que estamos de acuerdo con que para que hallan cambios de debe  hacer algo diferente, bueno es mi punto de  vista personal y que he visto durante algunos años de lectura, claro que el lector puede tener una perspectiva diferente de lo que hablamos aquí y nos gustaría saber su opinión.

Recibir  y dar información es fácil, lo difícil es formar una mente. La publicidad nos ha acostumbrado a no pensar, y eso es lo que hay que revertir,  dándonos formas alternativas  de pensamiento  y enseñanzas que  trasciendan el método de memorización de conocimientos, los maestros deben enseñar no sólo qué son las cosas, sino para qué sirven, y citó como ejemplo el sistema óseo. «No sólo hay que enseñarles que este hueso se llama costilla, hay que mostrarles la importancia de ella en su cuerpo, que sepan para qué les sirve».

 

Cuestionarse, reflexionar son algunas de las herramientas que podemos adquirir  para corregir  nuestra manera de pensar.  Que hacen en las escuelas, colegios y universidades, nos dicen como se hacen las cosas. Yo te invito  a que te hagas diariamente estas preguntas.

 

¿Por qué – Para qué?   ¿Quién? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Qué? ¿Cómo?  ¿Cuánto?

 

Espero que este post te haya gustado y te invitamos a seguirnos para que vayas diariamente construyendo tu conocimiento,

 

Saludos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s